Desde el 21 de octubre del año anterior, se publicó el decreto de ley que prohíbe la importación de autos del año siguiente entre enero y agosto, lo cual, para muchos, viola el derecho de escogencia de los ciudadanos.

Según se dice, la medida es únicamente una forma de que el Ministerio de Hacienda no pierda más ingresos al momento de hacer cobros como el del derecho de circulación del parque vehicular actual.

Así lo explicó Erick Ulate, presidente de Consumidores de Costa Rica, quien fue claro en que esto afecta los bolsillos de quienes se aventuran a comprar el vehículo de su preferencia.

“Básicamente nos parece que esta medida es violatoria para los consumidores, en el tanto no solo le impide un vehículo nuevo, sino la motivación que es para no depreciar los valores de los vehículos y así cobrar mayores impuestos”, dijo.

De acuerdo con su opinión, esta medida siempre tuvo una visión de carácter tributario, para así, en el marchamo, no depreciar el valor de sus vehículos, pues al ingresar un auto muy nuevo, los existentes en el lote actual tienden a bajar, causando pérdidas.

Y es que el Impuesto a la Propiedad de vehículos que se cobra en el marchamo también se reduce, el cual representa 69,3% de dicho cobro efectuado entre el primero de noviembre y el 31 de diciembre.

Otro aspecto que se debe tomar en cuenta es que puede haber casos en que quienes hayan comprado vehículos 2018 antes de dicha fecha, se les mantenga retenidos hasta el mes de setiembre, pues solo los ya embarcados podrían ingresar.

Desde Consumidores de Costa Rica, insistieron en que aún no tiene reportes de caso de este tipo, sin embargo, invitan a quien tenga un problema similar para que busquen una solución adecuada.

Y es que el decreto de Hacienda impide a los importadores traer automotores con un gran margen de antelación, o sea, un vehículo 2018 solamente podría ingresar al país hasta setiembre de 2017, medida que continuará cada año.

La determinación se tomó para evitar una devaluación acelerada por el ingreso de vehículos más nuevos y los problemas que esto podría conllevar a inconvenientes a la hora de calcular los impuestos respectivos.

La Ley General de Aduanas en su Artículo 55, para efectos de este decreto, indica que si hay embarques de autos del año 2018, solo se permitirá los ya embarcados y no da opción a autos pedidos al fabricante en forma anticipada.

Fuente: La Prensa Libre

COTICE AQUÍ

Complete el siguiente formulario
o llámenos al +(506) 2284-9000

    Seleccione el o los servicios requeridos*

    Translate »