La producción mundial de aparatos electrónicos es de $2,610 mil millones, aseguró la Cámara de Comercio Exterior de Costa Rica (CRECEX) citando datos de la Asociación Japonesa de la Industria Electrónica y de Tecnologías de la Información (JEITA). Ante esta realidad y desde hace varios años, la Unión Europea (UE) implementa restricciones en la utilización de determinadas sustancias peligrosas y residuos tóxicos que traen los aparatos eléctricos y electrónicos. Consideran que esos materiales conllevan a serios riesgos de la salud humana y el medio ambiente.

Los Estado de la UE, están obligados a recolectar aparatos eléctricos y electrónicos desechados que hayan funcionado con corriente eléctrica o campos electromagnéticos,(conocidos como RAEE), para reciclarlos con el menor impacto ambiental posible. A partir de 2016, la recuperación de esos artículos fue del 45%. Al 2019, la meta es llegar al 65 %.

Ante esto cambiarán las reglas para la importación y exportación de los artículos eléctricos y electrónicos, importados y exportados para Europa desde cualquier parte del mundo. Habrá una mayor restricción de los componentes químicos de esos productos.

El tema es especialmente significativo para los empresarios costarricenses, si se toman en cuenta, las estadísticas de la Plataforma de Inteligencia Comercial de la Cámara de Comercio Exterior de Costa Rica (CRECEX), que indican que, tanto la exportación como la importación de productos eléctricos y electrónicos tiene gran relevancia en nuestra balanza comercial.

“En Costa Rica, se deben tener en cuenta todas esas nuevas disposiciones europeas, que sin duda alguna repercutirán en la importación y exportación de esos artículos”, enfatizó José Manuel Quirce, presidente de CRECEX.

Fuente: Revista Empresarial EKA

COTICE AQUÍ

Complete el siguiente formulario
o llámenos al +(506) 2284-9000

    Seleccione el o los servicios requeridos*

    Translate »